ARTISMEDIA / Internet ha cambiado la manera de trabajar y de hacer muchas de las cosas que hacíamos antes de su globalización.

Entre ellas están la forma de relacionarnos con los demás, también de las empresas con sus clientes y su promoción hacia el exterior mediante la publicidad. Para ello, Internet cuenta con múltiples canales que permiten difundir de manera eficaz productos, ideas, profesiones, proyectos, servicios, personas…

Cuando hablamos de publicidad en Internet nos referimos a las herramientas digitales con las que hacemos llegar nuestras propuestas comerciales a un público objetivo, que se define en función de parámetros que determinamos cuando iniciamos una campaña publicitaria.

En ArtisMedia consideramos que la clave para cualquiera que se plantee invertir en publicidad en redes sociales, en medios de comunicación digitales, en buscadores, etc. radica en tener la seguridad de que su dinero va a ser bien invertido y que producirá resultados. Nadie puede garantizar resultados fantásticos, pero sí campañas bien hechas, eficaces y con conclusiones cuando menos razonablemente satisfactorias.

Presupuesto y alcance de la publicidad

He aquí algunas razones por las creemos que la publicidad en Internet es una buena inversión:

Para empezar, el presupuesto es mucho más modesto comparada con la que debemos destinar a otros soportes. Por ejemplo, se puede hacer una campaña publicitaria en redes sociales a razón de un euro diario.

El alcance es mucho mayor que en medios convencionales, y además es posible llegar a cualquier lugar del mundo, lo que, evidentemente, incrementa los costes.

Las métodos para calcular los costes son variados y adaptables a los intereses del promotor. Se puede pagar por impresión, por clic, por visualización o por acción.

Las estadísticas de las campañas se pueden medir fácilmente y con gran precisión, a un coste menor y con muchas herramientas disponibles, parte de ellas total o parcialmente gratuitas.

La analítica permite hacer un seguimiento eficaz de la exposición, respuesta y resultados de los anuncios en Internet. Esa información, recogida en análisis de los datos que ofrecen las herramientas digitales, hace posible que podamos conocer el retorno que tendrá nuestra inversión.

Público objetivo y flexibilidad sobre la marcha

Las campañas se pueden segmentar para llegar al tipo de público que más nos interesa: jóvenes de determinadas franjas de edad, amantes de la naturaleza, viajeros, de sexo masculino, etc. etc.

Uno de los aspectos más interesantes de la publicidad en Internet es la flexibilidad para cambiar sobre la marcha anuncios, estrategia, mercado, público o producto, por citar algunos ejemplos.

Sacar provecho a lo que vayamos a hacer dependerá de nuestras habilidades, prácticas y conocimientos para identificar las herramientas que mejor se adaptan a nuestro proyecto y la estrategia que nos interesa seguir.

Los límites y la manera de llevar a cabo la campaña los fija el inversor, que debería asesorarse antes de tomar decisiones y lanzarse.