GEMA LOZANO (YOROKOBU) / A partir de los seis años, las niñas comienzan a percibir la inteligencia como algo más propio del género masculino que del suyo. Lo dice un estudio realizado por investigadores de tres de las universidades más prestigiosas de EEUU y publicado por la revista Science.

Cuatrocientos niños de cinco, seis y siete años participaron en la investigación. Según recoge la BBC, a todos se les leyó una historia en la que tenían que reconocer a un personaje “muy, muy listo” de entre sus cuatro protagonistas (dos hombres y dos mujeres).

Mientras que los niños y niñas de cinco años tendían a señalar a personajes de su mismo sexo, las de 6 y 7 años se inclinaban por los personajes masculinos. “Los estereotipos que otorgan una mayor habilidad intelectual a los niños que a las niñas emergen muy pronto y tienen un impacto sobre las aspiraciones profesionales de las mujeres”, explicaba a Sinc Lin Bian, investigadora de Psicología de la Universidad de Illinois y una de las responsables de la investigación.

El estudio incluía otra prueba en la que se invitaba a los niños a participar en dos juegos: uno para niños “muy inteligentes” y otro para “los que trabajan muy duro”. Las niñas de 6 y 7 años se mostraban mucho más proclives a participar en este último que en el primero.

La mayoría de las niñas relacionan sus buenas notas no tanto con la brillantez como con el trabajo duro

Eso pese a que, a la hora de identificar a la persona que sacaba mejores notas, la mayoría de las niñas de todos los rangos de edad señalaban a un personaje femenino. Estas, según los responsables del estudio, relacionan sus buenas notas no tanto con la brillantez como con el trabajo duro.

Una conclusión que coincide con los resultados de las investigaciones anteriores a las que alude la profesora de piscología Christia Spears Brown en BBC. Estas encontraron que los padres solían atribuir los buenos resultados académicos de sus hijas a su trabajo y dedicación, y las de sus hijos a su talento natural.

La percepción de los padres y los estereotipos que transmiten medios de comunicación o industrias calan en niños y niñas

La percepción de los padres cala en niños y niñas. Y también los estereotipos que se siguen transmitiendo en medios de comunicación o en industrias como la juguetera o la de la moda.

Sara Jane Leslie, una de las responsables del estudio, relaciona las conclusiones de este con uno anterior que revelaba cómo estos estereotipos afectan a las mujeres a la hora de decidir su carrera. “Las mujeres tienen menos probabilidades de obtener doctorados en materias que valora la brillantez y la genialidad, como las matemáticas, la física o la filosofía, ¡mi disciplina!”, declaraba también entonces a Sinc.

Alba Alonso Feijoo, de RealKiddys, advierte en su charla con Yorokobu sobre la negativa influencia de los estereotipos “que desde niñas nos indican que tenemos que ser más calladitas, modositas y trabajadoras que ellos” y lo relacionada con la Teoría de la Amenaza del Estereotipo. Según esta, el rendimiento de un individuo en una determinada área puede verse afectado por los estereotipos negativos relacionados con el grupo social al que pertenece. [Seguir leyendo].