GUILLERMO PARDO / Las tiendas pop up responden a un nuevo concepto empresarial y comercial desarrollado a principios de siglo en ciudades estadounidenses, canadienses, británicas o australianas. En esos espacios temporales las marcas crean ambientes únicos con los que tratan de involucrar a la clientela, a la vez que generan movimiento económico, interactividad y relevancia.

El Mercado de las Luces, que estuvo abierto hasta el pasado 5 de enero en la Casa Cabanela, un edificio modernista del centro de A Coruña, es un ejemplo de este tipo de propuestas planteadas para impulsar a jóvenes emprendedores, creadores y creativos en general con deseos de crecer y promover su marca, producto o servicio.

Natalie Barreira, Claudia Rodríguez e Irene Pérez son sus promotoras, al igual que lo son de experiencias como Made in Galicia y A Marina Summer Market. Se trata, como el Mercado de las Luces, de pop up o iniciativas comerciales temporales que permiten al sector minorista, pequeñas empresas y autónomos exponer, promocionar y vender sus productos en espacios característicos, emblemáticos y cotizados de A Coruña.

¿Qué valoración hacéis de la pasada edición del Mercado de las Luces?

Cada vez son más las marcas interesadas en participar en nuestros eventos y también más los visitantes que esperan futuras ediciones para seguir descubriendo iniciativas emergentes de calidad que ofrecen productos únicos. Por eso nuestra valoración es muy positiva.

“Queremos que las marcas tengan la oportunidad de crear sinergias”

¿Cuáles son los objetivos de las pop up que promovéis?

Buscamos que las marcas encuentren un lugar en el que promocionarse, que hagan ventas directas durante las fechas del pop up y que dispongan de un espacio en el que tengan la oportunidad de crear sinergias tanto entre ellas como con las personas que nos visitan.

¿Se logran esos objetivos? ¿Cómo se sustancian? ¿Con más ventas y más exposición pública?

Sí, en efecto. Cada vez son más las empresas que nos escriben para contarnos cómo aumentan sus canales de venta gracias a los pop up, así como para solicitarnos información sobre próximas ediciones.

¿Qué supone para una pequeña empresa o un emprendedor participar en eventos como el Mercado de las Luces, Made in Galicia o A Marina Summer Market?

Un escaparate durante unos días en espacios céntricos de la ciudad, lo que una marca que está empezando generalmente no puede permitirse; incrementar las ventas sustancialmente durante un corto periodo de tiempo, darse a conocer dentro del comercio local, así como crear y aprovechar sinergias para poder testar la marca directamente con un público objetivo.

“El único compromiso que se exige para participar en un pop up es atender el puesto y cumplir determinadas normas”

¿Quién puede participar y qué costes y compromisos debe asumir?

Pueden participar todas las marcas y diseñadores emergentes que ofrezcan productos de calidad y diseño. El coste varía en función del mercado, de los días, de las fechas, de la situación, etc. El único compromiso que se les exige es que atiendan el puesto durante las horas en que esté abierto el mercado, así como avenirse a cumplir unas normas que establecemos para cada evento con el fin de facilitar la participación de los expositores.

¿Qué servicios se prestan a los participantes?

Las instalaciones para el desarrollo de su actividad, publicidad durante todo el evento en redes sociales, encuentros con blogueros para poder buscar colaboraciones, visitas de prensa, televisión y radio.

Uno de nuestros objetivos en cada evento que organizamos es crear sinergias, que los participantes aprovechen esos días para establecer vínculos con otros emprendedores o incluso que se puedan enterar de proyectos interesantes que se estén llevando a cabo en la ciudad o fuera de ella.

Por vuestras pop up han pasado emprendedores, empresas, ideas, propuestas, etc. De todas las que habéis conocido, ¿cuáles destacaríais?

No podemos hablar de una solamente, puesto que han sido más de 300 las propuestas que hemos conocido en estos años de trabajo, y todas son especiales y con diferencias entre sí que las destacan y hacen originales.

“A Coruña tiene buenos diseñadores, pero generalmente se van a trabajar fuera”

A Coruña tiene fama de buenos diseñadores, estilistas, creativos, y además es la capital mundial de la industria textil. ¿Se reconoce este trabajo?

Es cierto que A Coruña tiene buenos diseñadores, pero generalmente se van a trabajar fuera. Poco a poco y con ayuda de estos eventos la gente comienza a reconocer el esfuerzo que supone emprender, partir desde cero. No es sencillo. Por eso, nuestras iniciativas son perfectas para testar iniciativas, pues estamos en una ciudad pequeña con un público muy exigente que valora la calidad y la estética de los productos.

¿En qué condiciones trabajan las empresas y emprendedores que conocéis? ¿En su casa, en los coworking? ¿Qué dificultades tienen?

Conocemos un poco de todo. Desde universitarios que dedican los fines de semana a diseñar, crear, buscar proveedores o programar sus propias páginas web, hasta jóvenes mamás que emplean en emprender desde casa el poco tiempo libre que les queda para poder dedicarse más a su familia, y también gente que trabaja para empresas pero cuya labor no satisface sus inquietudes.

En cuanto a las dificultades, las tienen todas. Parece que emprender se ha convertido en una moda y es muy fácil. Sin embargo, solo un 2% de los emprendedores consiguen vivir de sus negocios. Es un trabajo lento y de largo recorrido, muy satisfactorio en cuanto algo sale bien. Hay que saber bien qué se quiere hacer para no perderse, no dejarlo en momentos difíciles y poder alcanzar los objetivos.

“Las demandas de los emprendedores se centran en obtener más apoyo institucional”

¿Encuentran apoyo a sus demandas?

Tristemente no, no suelen encontrar mucho apoyo. Por eso, eventos como los que organizamos se convierten en una oportunidad única para probar productos, tener contacto directo con el público y oportunidades de que el negocio cobre impulso.

Las demandas se centran en obtener más apoyo institucional, que en vez de obstaculizar continuamente con leyes que favorecen a las grandes compañías se ayude a crecer a las personas que están generando su propio empleo, fomentando el de otros y añadiendo valor al país con ideas innovadoras y creativas.

¿Qué valor aportan las tiendas temporales al comercio local?

Las pop up generan movimiento en la zona y activan el consumo. Durante su celebración el pequeño comercio vuelve a adquirir la importancia que tenía antes de la existencia de las grandes cadenas. Trato personalizado, productos diferentes, historias relatadas a través de las marcas son varios de los añadidos que dan valor a estos productos.

¿Qué nuevas iniciativas tenéis en mente?

Queremos mantener los mercados que ya organizamos y añadir un concepto nuevo, un pop up trimestral de fin de semana para más de 80 marcas, con talleres, conciertos y actividades. El objetivo es reunir a miles de personas en un mismo espacio y consolidar la cultura del mercado pop up dentro de la ciudad.

Estamos trabajando en un proyecto de comercio electrónico con el que queremos trasladar el concepto del pop up físico al marketplace online. Queremos dar mayor visibilidad en Internet a los emprendedores para que encuentren en la Red un nuevo y fructífero canal de venta durante todo el año.