GUILLERMO PARDO / El escritor barcelonés Jordi Sierra i Fabra promociona estos días su último libro, El beso azul, una obra que ambienta en la transición política española y que presentará, a las 19.30 de hoy, miércoles 14 de diciembre, en la librería Moito Conto.

El argumento de El beso azul gira en torno a la figura de Rogelio, un hombre al que todos creían muerto en 1936. Sin embargo, regresa en junio de 1977 al pueblo donde nació y supuestamente fue fusilado, junto a su padre y a su hermano. Son los días de las primeras elecciones democráticas en España.

Cuando se conoce la noticia, los sentimientos de los supervivientes se cruzan y reaparecen después de 40 años. Todos dan por hecho que Rogelio vuelve para vengarse, pero el regreso lo hace con su esposa, una colombiana veinte años más joven que él y su hija de 19.

Rogelio no sabe quién le delató en aquellos tiempos oscuros de la historia de España, por qué está vivo, por qué las balas de los que le “fusilaron” no le alcanzaron. Tras caer a la fosa, aprovechó la oscuridad para zafarse antes de que lo cubrieran con tierra. Su hermana sabe que está vivo desde hace 20 años, pero lo ha silenciado por miedo. Ahora que Franco ha muerto, es la hora del reencuentro.

“El beso azul”, una historia de reconciliación

Jordi Sierra afirma que la suya es una historia de reconciliación en la que se describe un momento muy diferente al actual, en el que ha vuelto la visceralidad y el odio. El novelista sostiene que ahora, en estos momentos, “no se dialoga, se insulta y hay una gran crispación social. Encima de que tenemos una crisis económica, los políticos crispan más en vez de atemperar. Han pasado cuarenta años desde la muerte del dictador y en algunos aspectos estamos peor”, afirma en una entrevista con la Agencia Efe.

Sabiendo cómo piensa el autor de El beso azul, cabe preguntarse si Rogelio, su protagonista, no habrá vuelto del exilio para vengarse. Si no es así, ¿qué busca? ¿Ha venido solo a visitar la fosa donde están su padre y su hermano, junto a otros vecinos, y a reencontrarse con sus orígenes?

¿Cómo reaccionará su primera novia, el amor de su vida, o su mejor amigo, que se cambió de bando para sobrevivir y ahora es su marido? ¿Y el topo que ha vivido 38 años encerrado esperando a que el dictador muriera? ¿Qué hará el hijo del alcalde que lideró la revuelta en julio del 36 y que ahora gobierna la villa? ¿Y el sargento de la Guardia Civil?

La respuesta a todas estas preguntas están en El beso azul, título tomado de un verso de Lluvia, poema de García Lorca, pero también pueden hallarse en el debate de esta tarde en Moito Conto, en el que además del autor participarán José Manuel Sande, concejal de Culturas del Concello de A Coruña, y Carmen García-Rodeja, de la Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica.