CORUÑA MAGAZINE / Hay una parte de Galicia, la que se podría llamar Galicia salvaje, que no es la vemos habitualmente, aunque algunas imágenes, como la de la playa de As Catedrais, sean fácilmente reconocibles y aparezcan en todas las bases de datos turísticas.

Más allá de esa Galicia salvaje conocida hay otra excepcional, bella y hermosa por naturaleza que incluso muchos gallegos, especialmente los que vivimos en áreas urbanas, desconocemos. Y de esa Galicia natural, verde, alejada del bullicio y del ruido, visualmente espectacular y llena de atractivos, de la Galicia salvaje, vamos a hacer una selección de propuestas para disfrutar en esta Semana Santa.

Es obvio que faltan muchos lugares interesantes, que no todos se pueden recoger en un esbozo del turismo que se puede hacer por la naturaleza gallega. Algunas son propuestas ajenas y otras son sugerencias que recuperamos de entre las que hemos publicado en Coruña Magazine en estos apenas cinco meses de vida de la revista.

Esperemos que propios y extraños, gallegos y visitantes, encuentren en esta relación ideas que les ayuden a elegir el destino de sus vacaciones, y recuerden que, en este caso sin duda, el paraíso natural está entre nosotros, al lado de casa.

Propuestas para disfrutar de la Galicia salvaje

Sende Galicia salvaje

Coworking Sende, en Senderiz (Ourense)

Comenzamos con Condé Nast Traveler, que acaba de lanzar una publicación con 16 propuestas para disfrutar de la belleza natural de la Galicia salvaje. Entre ellas están la playa de As Catedrais, por supuesto, pero también lugares más agrestes y menos visitados como los viñedos de Doade,  la Serra da Capelada, la Seimeira de Vilagocende o el parque del río Barosa. Hay mucho donde elegir para unas estupendas vacaciones.

Esta puede ser una buena ocasión para conocer de cerca la experiencia de Sende, espacio de trabajo compartido y colaborativo que, además de ser una experiencia empresarial refrescante e inspiradora, ha puesto en el mapa a la casi despoblada aldea ourensana de Senderiz. Este ejemplo de emprendimiento debería ser tenido en cuenta en esferas políticas y en foros académicos como muestra de lo que se puede hacer por recuperar lugares abandonados e insuflarles vida.

Tampoco es necesario coger el coche para acercase a pequeños paraísos. Los tenemos a tiro de piedra. Como ya escribimos en otro momento, el embalse de Cecebre y su entorno es uno de los parajes más espectaculares de cuantos hay en Galicia. De una riqueza paisajística y natural excepcionales, es un lugar idóneo para disfrutar de la naturaleza, de sus bosques de ribera, estanques temporales y lagos eutróficos, que son el hábitat de numerosas especies de aves, reptiles y mamíferos.

Un banco cerca de las estrellas

Loiba Galicia salvaje

The Best Seat in the World, foto de Dani Caxete presentada al concurso The World at Night / twanight.org

En el Concello de Ortigueira está el que se considera oficialmente “el mejor banco del mundo”, ubicado en los acantilados de Loiba. Disfrutar de las vistas desde esa atalaya única es una experiencia comparable a visitar el pico del Teide, en Tenerife, con sus paisajes que nos ofrecen la sensación de lo cerca que se pueden ver las estrellas. En Loiba la impresión es similar.

Si hablamos de la Galicia salvaje no podemos dejar fuera las múltiples propuestas de que disponemos para hacer senderismo, algunas de ellas también a tiro de piedra. Para esta iniciativa contamos con las sugerencias de Deambulando con Artabria, un blog especializado en viajes que ofrece buenas recomendaciones para disfrutar de muchos lugares del mundo.

Las vacaciones de Semana Santa son para darse un respiro, así que confiamos en que estas ideas para disfrutar de la Galicia salvaje sirvan para eso y sean de provecho. ¿Conoces alguna más que quieras compartir?