GUILLERMO PARDO / Las degustaciones gastronómicas son para algunos una buena alternativa al menú y a la carta común en los restaurantes. Incluso hay quien dice que han vuelto a ponerse de moda, si es que alguna vez han dejado de estarlo. En Cosecha 81 lo están.

Algunos restaurantes toman las degustaciones como modelo de servicio, como su especialización dentro de la variedad de propuestas culinarias que ofrecen. Es una filosofía comercial para distinguirse entre una oferta tan numerosa y a menudo tan similar que se reconoce el esfuerzo por aportar novedad.

Cosecha 81

Menús para grupos en Cosecha 81

Con ese criterio trabajan Juan Manuel Martínez y Marcelo Mato en Cosecha 81, un local esquinado entre Novoa Santos y Pastor Díaz que se mantiene como vinoteca desde hace dos años y medio. Sus referencias de vinos se han ido ampliando, pasando de las 30 iniciales a las 50 de hoy, de más de una veintena de denominaciones de origen.

“Tratamos de ofrecer originalidad, vinos nuevos y distintos, para salirse de lo habitual, aunque no descuidamos la selección de productos tan arraigados como riojas, riberas o mencías”, apunta Marcelo Mato desde el otro lado de la barra.

Cosecha 81

Tataky de atún rojo con salmorejo

Los inicios de esta vinoteca-restaurante o restaurante-vinoteca -¿qué pesa más?- fueron similares a los de muchos otros establecimientos gastronómicos: ensaladas, tostas, carnes, embutidos… De hecho, la degustación, entendida como agrupación de platos en una sola comida, tuvo sus inicios en este local como menú de fin de semana.

Fue la aceptación y la valoración de los comensales lo que decantó que Cosecha 81 se especializase en las degustaciones como fórmula estrella de presentación. No parece que haya sido mala decisión centrarse en este tipo de propuestas si tenemos en cuenta el destacado puesto que ocupa entre los casi 800 restaurantes de A Coruña relacionados en Tripadvisor.

Cosecha 81

Ensalada de carpaccio de pulpo y berberechos con emulsión de aceite y pimentón

Novedades mensuales en Cosecha 81

Marcelo subraya este dato, que apuntala la filosofía, compartida por su socio, de que estar atentos y dispuestos a introducir cambios para satisfacer la demanda suele traer buenos resultados: “En nuestro entorno hay muchos locales con ofertas similares. Dado que las degustaciones, que solo ofrecíamos los fines de semana, estaban siendo bien recibidas, pensamos que sería bueno centrarnos en ellas”.

Cosecha 81

Saquitos de pasta rellenos de jamón

La fórmula se repite, aunque cambian los contenidos. Cada mes se introducen uno o dos platos nuevos -también postres- para satisfacer paladares inconformistas y deseosos de experimentar propuestas con las que enriquecer su cultura gastronómica.

Productos de siempre, frescos y de proximidad a ser posible, bien elaborados y con detalles atractivos en la presentación. Así se definen en Cosecha 81 su oferta de degustaciones, compuesta por aperitivo, entrante, primer plato y segundo a elegir. Con postre, pero con bebida aparte. Precio: 33 euros, para dos personas.

Cosecha 81

Ternera, pimientos y fideos de cristal

Los platos de las degustaciones -al menos los que nos han tocado- son suficientes y abundantes, aunque ligeros, lo que agradece el estómago, y no tiran de la bebida, lo que agradece el bolsillo. Se preparan para dos personas, pero comer en este establecimiento no exige hacerlo en pareja. Como muestra ahí están el menú del día (12€) y el plato del día (8,50€).

Echamos de menos que los saquitos de pasta no estuviesen rellenos de pera, como promete la carta, sino con jamón, cambio obligado por circunstancias que, en nuestra opinión, no mejora lo que intuimos es una exquisitez.

Cosecha 81

Y de postre, carpaccio de piña natural con helado cítrico

Comer, ¿solo cuestión de cultura?

Creemos que Cosecha 81 -el nombre hace referencia al año de nacimiento de los socios- es un establecimiento recomendable, por la excelente atención de Juan Manuel Martínez y la buena mano para la cocina de Marcelo Mato, aunque se le haya ido un poco con la sal Maldon que condimentaba la ensalada de carpaccio de pulpo y berberechos. Ese pequeño matiz negativo lo compensa otro positivo: el salmorejo que da gracia y suaviza el tataky de atún rojo.

A Manuel Vázquez Montalbán se atribuye la afirmación de que comer o no comer es cuestión de dinero, pero comer bien o mal no depende del dinero, sino de la cultura. La cultura gastronómica de Cosecha 81 parece apuntar en la buena dirección.