CAROLINA REGUEIRA / LLEGANDO A PUERTO / Llevaba tiempo queriendo hacer un artículo como este sobre los restaurantes de comidas del resto del mundo en A Coruña. Pero lo cierto es que no me daba animado. Tampoco sé la continuidad que tendrá este espacio en el blog, pero si no me lanzaba a empezarlo nunca lo sabríamos.

Así que aquí está el primer post del que espero sea una larga serie de recomendaciones internacionales. Y para empezar, me decidí a apostar por uno de los locales de comida exótica más veteranos, el restaurante de comida hindú por excelencia, el Taj Mahal, en la calle Pondal, 1, en la zona de Riazor.

Seguro que muchos habéis ido un ciento de veces a este local pero que otros todavía no os habéis atrevido. Bien, si os gustan los sabores exóticos y no os importa mucho la estética del establecimiento, ya estáis tardando. El Taj Mahal es, como os decía, un veterano en A Coruña. Desconozco cuántos años hace que está abierto pero debió de ser de los primeros de comida asiática en la ciudad.

Se trata de un establecimiento sin grandes pretensiones. De hecho, su estructura es más propia de un bar típico español: paredes y barra en madera, con piso superior a modo de balcón en el que están baños. Lo único que han hecho para dar un toque hindú es colgar una serie de cuadros y pósters sobre la India.

Si el Restaurante Taj Mahal, un local tan austero, sigue abierto después de tantos años, por algo será

Pero lo que importa es la comida ¿no? Y si este local tan austero sigue abierto después de tantos años será por algo. Pues sí, su comida es excelente y sabrosa, siempre que os gusten ese tipo de sabores.

He de decir que la carta es un poco incomprensible si no sabes mucho (más bien muchísimo) de comida hindú. Además la explicación en español de lo que llevan los platos está hecha de aquella manera, pero el camarero es muy majo y te recomienda tanto las combinaciones a elegir como las cantidades.

Nosotros, por ejemplo, fuimos cinco personas a cenar y para probar un poco de todo nos decantamos por un menú degustación de los que ya se ofrecen en la carta. [Seguir leyendo].