CORUÑA MAGAZINE / Los cambios que se producen en las calles de nuestras ciudades no siempre son lo suficientemente valorados hasta que ha pasado un tiempo y comprobamos sus efectos. A Coruña no es una excepción.

Para unos, no se avanza todo lo rápido que se debiera porque creen que las instituciones que deben impulsar esos cambios no actúan de acuerdo a los tiempos ni a las necesidades de los ciudadanos.

Para otros, sin embargo, se avanza demasiado deprisa, perdiéndose con ello esencias y elementos identitarios de la ciudad. En eso A Coruña, como conjunto de sensibilidades humanas, tampoco es una excepción.

Como suele decirse, ocurre que a veces los árboles no dejan ver el bosque… hasta que alguien nos lo muestra en toda su extensión, o al menos en proporción suficiente que nos permita hacernos una idea de cómo se ha ido modificando el conjunto, el entorno en el que desempeñamos nuestra actividad cotidiana.

A Coruña, antes y después en imágenes

Eso es, en cierta medida, lo que se puede apreciar en urb-i.com, página web que valiéndose de fotografías alojadas en Google Maps ha confeccionado galerías de imágenes mediante las que cualquier vecino de cualquier ciudad puede fácilmente comparar, con solo echar un vistazo, cómo ha evolucionado su lugar de residencia en los últimos años.

En el caso de A Coruña, la web recoge fotografías de calles y zonas como la Avenida do Porto, Alameda, Sol, Atochas, San Andrés, Emilia Pardo Bazán, Fuente Álamo o Agra do Orzán, en las que se puede comprobar el aspecto que tenían antes de las reformas urbanísticas con el de ahora.

La tendencia generalizada que se observa en las comparativas de otras ciudades, tanto españolas como europeas, es el avance en la peatonalización de las calles.

Esa es la senda iniciada, no sin polémica, por muchas administraciones locales con el fin de hacerlas más acogedoras para las personas y menos accesibles al tráfico de vehículos como fórmula para controlar la contaminación el aire.